Copyright 2017 © Todos los derechos reservados - Arte y Curaduría © - Aviso de Privacidad

Festival Internacional Da Vinci 2019

Vera Andre

Nace en Río de Janeiro, 1963 y nacionalizada mexicana; Vera André es una artista plástica que proviene de la disciplina del diseño. Diversas instituciones y personajes dedicados a las artes han sido los anfitriones de lo que hoy es la formación de Vera en distintas expresiones artísticas. Desde 1994 ha dedicado su vida a la pintura, escultura y grabado.

Ha realizado diversas exposiciones a nivel nacional e internacional, presentando su trabajo en la embajada de Colombia en México, en el Centro Cultural de México en Miami, Centro Cultural Ollin Yoliztli, Museo de Arte del INBA, Museo de Arte en San Antonio Texas, entre otros.

Apasionada de la vida y de su origen místico, en un lenguaje abstracto o figurativo, la obra de Vera es una cartografía del micro y macrocosmos. Un viaje a través del inconsciente colectivo del ser. Su trabajo constituye una firma primordial de procesar y abundar la experiencia humana en el espacio, en un todo, donde todos somos unidad, somos universo.

Vera representa lo que no puede verse pero existe en cada uno de nosotros y nos rodea; células, átomos, las más pequeñas partes, pero también las más inmensas e infinitas formas. Construye mapas oníricos, ubicaciones particulares, composiciones de aquello que no es perceptible a través de la vista, pero que de manera determinante está presente.

Experimenta con los colores complementarios, el movimiento, la armonía y el equilibrio. Su paleta está en gran parte determinada por el entorno que la rodea. Plantea que, para el espectador, el universo puede tener tantos colores como la imaginación lo designe. No piensa en la composición de la imagen, dándole la libertad de recorrer el lienzo sin establecer cual es el derecho y cual es el revés. La forma en que la materia pictórica se comporta, le dirige hacia el resultado final.

Se ubica dentro del arte contemporáneo como una de-constructora de la materia, sea cual sea -a través de su muy particular visión del mundo- vuelve a crear lo ya creado de manera que el ojo humano lo pueda percibir.

Admira la escuela clásica de la pintura y por otro lado Klimt y Monet son inspiración para la creación de su obra.